Charlotte

Charlotte

Uno de esos sitios “todo-terreno” en los que, vayas a la hora que vayas, encontrarás algo que te apetezca tomar.

Charlotte abre temprano, para repartir cafés y tostadas. A esas horas es un local tranquilo, que recuerda (como su nombre indica) a los cafés franceses… O por lo menos a la imagen que tenemos de ellos. Tiene un equipo de camareros que se van turnando a lo largo del día, de esos que, cuando vas un par de veces, ya se acuerdan de lo que tomas. Leer más